Puede ser, puede ser

PUEDE SER, PUEDE SER


En el lejano Reino de Kariel, vive Long Ching, un anciano de frágil cuerpecillo y larga barba blanca. Sus modales serenos y su palabra siempre cuidadosa y amable, hacen de él un hombre respetado en toda la comarca. Seguir leyendo “Puede ser, puede ser”

Anuncios